Health Information

Observan diferencias en los cerebros de las personas con migrañas

Observan diferencias en los cerebros de las personas con migrañas

Un estudio con IRM sugiere que se producen cambios en áreas asociadas con el dolor

MARTES, 26 de marzo (HealthDay News) -- Las personas que sufren de migrañas podrían presentar ciertas diferencias estructurales en áreas del cerebro relacionadas con el dolor, sugiere un estudio reciente.

Usando IRM, los investigadores hallaron que en unas regiones específicas del cerebro relacionadas con el procesamiento del dolor, los pacientes de migrañas mostraban una corteza más fina y más pequeña, en comparación con los adultos que estaban libres de los dolores de cabeza. La corteza se refiere a la capa externa del cerebro.

No está claro qué significa todo esto. Pero los investigadores sospechan que ciertos aspectos del desarrollo cerebral podrían hacer que algunas personas sean más vulnerables a desarrollar migrañas, y que los ataques de migraña crean más cambios en el cerebro.

El área de la superficie del cerebro "aumenta dramáticamente" durante el desarrollo fetal, mientras que el grosor de la corteza cambia durante toda la vida, explicó el investigador principal, el Dr. Massimo Filippi.

"Especulamos que los pacientes de migraña podrían tener una especie de 'firma' cortical, es decir, un área de superficie cortical anómala, que podría hacerles más susceptibles al dolor y al procesamiento anómalo de los estímulos del dolor", señaló Filippi, profesor de neurología del Instituto Científico San Raffaele de la Universidad Vita-Salute, en Milán.

Una vez las migrañas se desarrollan, podrían alterar el grosor de la corteza cerebral, explicó Filippi.

Un neurólogo que no participó en el estudio dijo que "añade al creciente cuerpo de conocimiento de que los pacientes con migraña tienen cerebros que no solo funcionan de forma diferente, sino que en realidad también podrían tener un aspecto estructural distinto".

Esto es importante porque ayuda a "legitimar" la migraña como un trastorno neurológico asociado con "cambios estructurales reales en el cerebro", apuntó el Dr. Matthew Robbins, del Colegio de Medicina Albert Einstein y el Centro del Dolor de Cabeza Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Se calcula que, en todo el mundo, el once por ciento de las personas han sufrido una migraña en el año anterior. Típicamente, las migrañas provocan un dolor intenso en forma de latido en un lado de la cabeza, junto con sensibilidad a la luz y al sonido, y a veces náuseas y vómitos.

Alrededor del 30 por ciento de las personas con migrañas recurrentes también tienen molestias sensoriales justo antes del inicio del dolor de cabeza. Esas molestias, conocidas como "aura", por lo general son visuales, como, por ejemplo, ver destellos de luz o tener puntos ciegos.

Nadie sabe con precisión qué provoca las migrañas, pero parecen conllevar una actividad cerebral anómala y, como sugiere el nuevo estudio, una estructura cerebral anómala.

Los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 26 de marzo de la revista Radiology, provienen de IRM de 63 adultos con migraña y de 18 hombres y mujeres que no sufrían de migrañas.

El equipo de Filippi halló que el cerebro con migraña era complejo. En algunas áreas, la corteza era más gruesa, pero en otras (incluso en las áreas de procesamiento del dolor) la corteza era más delgada, en comparación con los adultos libres de migrañas.

Y también hubo diferencias entre las personas que sufrían de migrañas. La ubicación exacta de las anomalías de la corteza tendían a ser distinta entre la mitad de los pacientes que tenían aura y la mitad que no.

Según los investigadores, esas diferencias estructurales podrían ayudar a explicar por qué las dos formas de migraña se manifiestan de manera distinta.

Filippi dijo que es importante comprender los cambios en la estructura del cerebro relacionados con las migrañas porque podrían proveer más conocimiento sobre la causa del dolor de las personas y de los otros síntomas.

Pero todavía está por verse si esto ayudará en la gestión de las migrañas. Según Filippi, es posible que los médicos puedan eventualmente monitorizar los cambios estructurales en la corteza del cerebro para medir la respuesta al tratamiento de los pacientes de migraña, por ejemplo.

Robbins, del Centro del Dolor de Cabeza Montefiore, dijo que ahora mismo "es muy difícil decir" si eso sucederá.

Apuntó que los participantes del estudio recibieron una IRM, así que no se sabe qué sucede luego. "No se sabe si estos cambios del cerebro son dinámicos, o sea, si cambian con el tiempo", planteó Robbins.

Filippi dijo que ahora su equipo da seguimiento a estos pacientes para ver si los patrones estructurales de sus cerebros son "estables" o tienden a cambiar. También están haciendo un estudio similar con niños que sufren de migrañas.

Más información

Para más información sobre las migrañas, visite la Sociedad Americana del Dolor de Cabeza (American Headache Society) (http://www.achenet.org/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Massimo Filippi, M.D., professor, neurology, University Vita-Salute's San Raffaele Scientific Institute, Milan; Matthew Robbins, M.D., assistant professor, neurology, Albert Einstein College of Medicine, and director, inpatient services, Montefiore Headache Center, New York City; March 26, 2013, Radiology, online