Health Information

El 'fallo en el diagnóstico' es la causa principal de las indemnizaciones por negligencia médica, según un estudio

El 'fallo en el diagnóstico' es la causa principal de las indemnizaciones por negligencia médica, según un estudio

Las reclamaciones relacionadas con el diagnóstico (por errores en operaciones quirúrgicas o con la medicación) son las más costosas, afirman unos investigadores

LUNES, 22 de abril (HealthDay News) -- Los diagnósticos no realizados o erróneos supusieron la mayor parte de los costos por indemnizaciones por negligencia médica en EE. UU. (con un total de casi 39 mil millones de dólares) durante los últimos 25 años, descubre un estudio nuevo de más de 350,000 reclamaciones.

"Estas son las reclamaciones por negligencia médica más habituales y las más costosas", afirmó el autor del estudio, el Dr. David Newman-Toker, profesor asociado de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore. "Hemos de prestar atención a esto porque se trata de un problema demasiado grande como para ignorarlo".

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron las reclamaciones relacionadas con el diagnóstico en una base de datos nacional de 1986 a 2010. La mayor parte de las reclamaciones se debieron a errores en el diagnóstico, que supusieron un 35 por ciento de los 38.8 mil millones de dólares pagados (una vez tenida en cuenta la inflación). El estudio solo revisó las reclamaciones en las que hubo una indemnización por negligencia médica, y no las que no llegaron hasta este punto del proceso.

Los errores relacionados con el diagnóstico fueron la causa principal de las reclamaciones asociadas con la muerte y la discapacidad. La mayoría de los fallos de diagnóstico se produjeron con pacientes ambulatorios, pero los que se produjeron con personas hospitalizadas tenían más probabilidades de resultar mortales, mostró el estudio.

Los investigadores estimaron que la cantidad de reclamaciones relacionadas con un fallo en el diagnóstico que causaron un daño prevenible y permanente o la muerte podría ascender a 160,000 cada año.

El nuevo hallazgo apareció el 22 de abril en la edición en línea de la revista BMJ Quality & Safety.

"Debemos tomar como prioritario el medir y realizar un seguimiento de los fallos en los diagnósticos de forma permanente al igual que hacemos con otros errores, como las infecciones y las cirugías realizadas en el lugar equivocado", afirmó Newman-Toker. "Les prestamos mucha menos atención de la que deberíamos".

Se pueden producir errores en cualquier momento. "Puede tratarse de un fallo en el diagnóstico, de que no haya diagnóstico o que éste se retrase", afirmó. "Si se comete un fallo en el diagnóstico, las probabilidades de que el tratamiento sea el correcto se reducen en gran medida".

"En ocasiones, esos errores pueden ser mortales de forma inmediata". Si un paciente tiene un dolor de cabeza y se le dice 'tome dos aspirinas y llame mañana por la mañana', en caso de que el dolor de cabeza realmente sea un aneurisma cerebral, el paciente podría ya haber fallecido antes de la mañana siguiente", añadió Newman-Toker.

Los pacientes no están indefensos. "Incluso los grandes médicos cometen errores", afirmó. "Pregunte: '¿esto podría ser alguna otra cosa?'", aconsejó. "Si el médico dice 'no', [entonces] pregunte '¿por qué?', y un respuesta del tipo 'porque es la única cosa que podría ser' no es suficientemente buena".

El Dr. David Troxel, director médico de The Doctors Company, una aseguradora de negligencia médica con base en Napa, California, afirmó que el estudio "ofrece una información valiosa a los cuidadores sobre los errores médicos".

"Pienso que la divulgación de esta información aumentará la seguridad de los pacientes", opinó Troxel. "Los pacientes también pueden jugar un papel importante a la hora de reducir el número de fallos en el diagnóstico al proporcionar a su médico un historial médico preciso, al adherirse al plan de seguimiento prescrito, al seguir acudiendo a las visitas para comentar los resultados de pruebas con resultados que se salgan de la normalidad y al hacer preguntas para clarificar las instrucciones que no entiendan del todo".

El abogado especializado en negligencias médicas, Michael Sacopulos, director general del Instituto de Riesgos Médicos de Terre Haute, Indiana, afirmó que le sorprendió la magnitud de los nuevos hallazgos. "Quizá las cosas se torcieron desde el principio, pero esto no se ha estudiado tanto como otros errores que resultan en demandas por negligencia médica", señaló.

Aun así, "la medicina es un arte y no una ciencia, de manera que esto seguirá ocurriendo", aseguró Sacopulos. "Los pacientes han de ser persistentes con los médicos porque a menudo el médico hará un diagnóstico y con el tiempo se hará patente que era equivocado. El primer intento puede no ser preciso. Piense en ello como un trabajo en progreso y no como algo escrito en piedra".

Más información

Para más información sobre la seguridad del paciente (http://www.npsf.org/for-patients-consumers/patients-and-consumers-key-facts-about-patient-safety ) visite la National Patient Safety Foundation.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: David Newman-Toker, M.D., Ph.D., associate professor, neurology, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore; David Troxel, M.D., medical director, The Doctors Company, Napa, Calif.; Michael Sacopulos, chief executive, Medical Risk Institute, Terre Haute, Ind.; April 22, 2013, BMJ Quality & Safety, online