Health Information

Darse un atracón de bebida puede dañar la circulación incluso en los adultos jóvenes

Darse un atracón de bebida puede dañar la circulación incluso en los adultos jóvenes

Un estudio de estudiantes universitarios halló cambios que podrían provocar futuros problemas cardiacos

MARTES, 23 de abril (HealthDay News) -- Cuando los adultos en edad de ir a la universidad se dan atracones de bebida podrían estar entorpeciendo la función de sus vasos sanguíneos, según descubre un nuevo estudio, y posiblemente preparando las condiciones para una enfermedad cardiaca futura.

"Las consecuencias de los atracones de bebida podrían extenderse más allá de los efectos de una mala resaca y podrían en realidad afectar a la salud cardiaca actual y futura de los adultos jóvenes", afirmó Shane Philips, autor principal del estudio, profesor asociado y jefe asociado del departamento de terapia física en la Universidad de Illinois, en Chicago.

Los resultados del estudio se publicaron en línea el 23 de abril en la revista Journal of the American College of Cardiology.

Más de la mitad de los estudiantes universitarios que beben alcohol se dan atracones de bebida regularmente, según la información de respaldo con la que contó el estudio. Un atracón de bebida generalmente se define como el hecho de consumir más de cuatro o cinco bebidas alcohólicas en un periodo de dos horas.

Los estudios sobre personas de mediana edad y mayores han vinculado los atracones de bebida con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, como un accidente cardiovascular, muerte cardiaca súbita y ataque cardiaco. Otros estudios han descubierto que los atracones de bebida pueden provocar el endurecimiento de las arterias, lo cual podría ser lo que contribuye al aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular, según el informe.

Para ver los efectos de los atracones de bebida en los vasos sanguíneos y en el sistema circulatorio de las personas jóvenes, los investigadores contaron con la participación de 36 estudiantes universitarios urbanos de 18 a 25 años de edad. Casi la mitad del grupo se daba atracones de bebida, y el resto eran abstemios, o sea que no bebían alcohol en absoluto. Ninguno de los voluntarios del estudio fumaba cigarrillos.

Los investigadores hallaron que los que se daban atracones de bebida daban muestras de cambios que podrían afectar su salud cardiovascular.

"Los atracones de bebida repetidos por parte de adultos jóvenes y sanos se asoció con cambios en la función circulatoria que influye en el flujo sanguíneo. En concreto, hubo evidencias de que dos tipos de células principales (el endotelio y el músculo liso) que controlan el flujo sanguíneo de la circulación no funcionaban con normalidad", afirmó Philips.

"Estos cambios vasculares podrían servir como precursor del inicio y la progresión de la aterosclerosis [el endurecimiento de las arterias] y el aumento de la vulnerabilidad a las enfermedades cardiovasculares", añadió.

Aunque el estudio halló una asociación entre los atracones de bebida en los adultos jóvenes y un posible aumento del riesgo de enfermedades cardiacas futuras, no estableció causalidad.

El autor de un editorial acompañante de la revista explicó los hallazgos del estudio con mayor profundidad.

"Los investigadores vieron una señal de vasoconstricción [cuando los vasos sanguíneos se constriñen] en aquellos que se daban atracones de bebida incluso cuando ya habían dejado de hacerlo y se les realizó una medición 3 o 4 días después del atracón", afirmó el Dr. Robert Vogel, profesor clínico de medicina en la Universidad de Colorado, Denver.

"El alcohol es una droga muy compleja. La presión sanguínea disminuye mientras se toma alcohol en el sistema, pero la presión aumenta al día siguiente. No entendemos con exactitud por qué esto es así, pero los médicos a menudo se olvidan del alcohol cuando están evaluando si hay [hipertensión]", indicó Vogel.

La Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, afirmó que "los atracones de bebida son un problema de salud pública real en los campus universitarios. Incluso en estas personas jóvenes, los atracones de bebida se asocian con cambios en el revestimiento de las arterias relacionados con las enfermedades cardiacas", comentó.

"Quizá al hablar sobre los atracones de bebida en los campus universitarios, proporcionar esta información sobre las ramificaciones de esta conducta poco saludable en la salud arterial puede ayudar a gestionar esta conducta destructiva", sugirió.

Por su parte, el Dr. Scott Krakower, especialista en adicciones en el Sistema de Salud North Shore-LIJ en Mineola, Nueva York, no se mostró sorprendido por el posible vínculo entre los atracones de bebida de los jóvenes en edad universitaria y las enfermedades cardiacas. El reto es conseguir que los estudiantes hagan algo al respecto.

"La mayoría de los universitarios desconocen las implicaciones psicológicas y médicas que pueden tener los atracones de bebida, y a menudo creen que son invencibles", añadió Krakower.

Más información

Para más información sobre los efectos del alcohol en el cuerpo, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU. (http://www.niaaa.nih.gov/alcohol-health/alcohols-effects-body )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Shane Phillips, P.T., Ph.D., associate professor, and associate head, department of physical therapy, University of Illinois at Chicago; Robert Vogel, M.D., clinical professor of medicine, University of Colorado, Denver; Scott Krakower, D.O., addiction specialist, North Shore-LIJ Health System, Mineola, N.Y.; Suzanne Steinbaum, M.D., preventive cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; April 23, 2013, Journal of the American College of Cardiology, online