Health Information

La atención sanitaria en EE. UU. se queda atrás de otros países ricos, según un estudio

La atención sanitaria en EE. UU. se queda atrás de otros países ricos, según un estudio

Muchos estadounidenses encuestados se quejaron de los obstáculos y los retrasos, y tienen una visión sombría del sistema

MIÉRCOLES, 13 de noviembre (HealthDay News) -- Los adultos estadounidenses tienen muchas más probabilidades que los de los otros 10 países más ricos de quedarse sin atención sanitaria por los costos o de tener problemas a la hora de pagar las facturas médicas, según un estudio reciente.

El estudio, realizado por un grupo de expertos independiente, el Commonwealth Fund, también halló que hay estadounidenses que se quejan de las molestias que se producen con las disputas por el seguro de salud y el papeleo.

"Estados Unidos gasta más en la atención sanitaria que cualquier otro país, pero lo que obtenemos de estos recursos abundantes se queda corto en cuanto al acceso a la atención, la asequibilidad y la calidad", afirmó en un comunicado de prensa del Commonwealth Fund el Dr. David Blumenthal, presidente del grupo.

La encuesta realizada en 11 países con ingresos altos halló que el 37 por ciento de los adultos estadounidenses se quedaron sin recibir la atención recomendada, no fueron al médico cuando se enfermaron o no surtieron las recetas debido al costo, en comparación con solo entre el 4 y el 6 por ciento de los adultos en Reino Unido y en Suecia.

Casi un cuarto (el 23 por ciento) de los adultos estadounidenses también tenían o bien problemas graves para pagar las facturas médicas, o bien no pudieron pagarlas, en comparación con menos del 13 por ciento en Francia (la segunda cifra más alta) y con el 6 por ciento o menos en Reino Unido, Suecia y Noruega, según la encuesta.

Los investigadores también hallaron que el 41 por ciento de los adultos estadounidenses gastaron 1,000 dólares o más en la atención sanitaria el año pasado. Esa es, con diferencia, la cifra más alta de todos los países de la encuesta, según el estudio publicado en línea el 13 de noviembre en la revista Health Affairs.

La encuesta realizada en 2013 incluyó a más de 20,000 personas adultas en Australia, Canadá, Francia, Alemania, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

El 32 por ciento de los adultos estadounidenses afirmaron que o bien habían gastado mucho tiempo con el papeleo y las disputas con el seguro, o bien su aseguradora les había negado una reclamación o les había pagado menos que lo anticipado. Esto contrastaba con el 25 por ciento de los adultos en Suiza, el 19 por ciento en los Países Bajos y el 17 por ciento en Alemania, países con mercados de seguros de salud competitivos.

La encuesta también halló que tres cuartas partes de los adultos de EE. UU. dijeron que el sistema de salud del país necesita realizar cambios fundamentales o ser reconstruido. En comparación, el 51 por ciento de los adultos holandeses, el 54 por ciento de los adultos suizos y el 63 por los adultos británicos tenían una visión muy positiva de sus sistemas sanitarios, y afirmaron que solo requerían unas pequeñas modificaciones.

Sin embargo, EE. UU. gastó 8,508 dólares por persona en la atención sanitaria en 2013, más que cualquier otro país. Los otros países que más gastaron fueron Noruega (5,669 dólares) y Suiza (5,643 dólares). Nueva Zelanda fue el país que menos gastó, con unos 3,182 dólares.

Estados Unidos también tenía los mayores costos administrativos en los seguros médicos, con 606 dólares por persona. Los siguientes países con más costos fueron Francia (277 dólares) y Suiza (266 dólares), mostraron los resultados.

Los altos gastos administrativos son un síntoma del sistema de seguros de salud complejo y más fragmentado que hay en Estados Unidos, según los autores del estudio.

Finalmente, muchos estadounidenses dicen que tienen que esperar para recibir la atención primaria si enferman. La encuesta halló que menos de la mitad afirmaron que un especialista les había visto el mismo día o el día siguiente, y un cuarto de los encuestados dijeron que tardaban seis días o más en recibir atención médica.

Cathy Schoen, vicepresidenta de Commonwealth Fund y autora principal del estudio, afirmó que los hallazgos no han cambiado mucho a lo largo de los años.

"Durante más de 10 años, Commonwealth Fund ha comparado el sistema de salud de EE. UU. con los sistemas de otros países industrializados, y Estados Unidos siembre ha tenido unos datos extremos en cuanto a los costos, al acceso y a la asequibilidad", afirmó. "Demasiadas personas se quedan sin recibir atención médica o no pueden permitirse el enfermar, incluso aunque tengan un seguro de salud".

Más información

La Agencia de Investigación y Calidad de la Atención de la Salud de EE. UU. ofrece consejos para elegir una atención de salud de calidad (http://www.ahrq.gov/patients-consumers/diagnosis-treatment/hospitals-clinics/quick/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: The Commonwealth Fund, news release, Nov. 13, 2013